Google Translate:
 

Agazapada, en un entorno hostil

Toma de La Bastida desde las Anchuras

La Bastida está oculta a los ojos del caminante que transita por las naturales vías de comunicación. Apartada de las tierras fértiles del valle, las gentes argáricas urbanizaron 45.000 m2  de un  abrupto cerro que alcanza los 450 metros sobre el nivel del mar.

A vista de pájaro se nos presenta agazapada, recluida y empequeñecida en la confluencia de las ramblas Salada y Lébor. Como una tímida elevación protegida por un majestuoso circo montañoso: los gigantes Cabezo Gordo y la Sierra de la Tercia.

El cerro está rodeado de barrancos que caen a pico hacia la rambla de Lébor y el barranco Salado, siendo sólo accesible con relativa facilidad a través de la falda norte. En otras palabras, un lugar casi inexpugnable al amparo de las montañas.

Amaneciendo, la neblina del alba se disipa lentamente en su afán de tocar el sol

Amaneciendo, la neblina del alba se disipa lentamente en su afán de tocar el sol

Vista de la Rambla de Lébor y La Bastida desde el sudeste.

Vista de la Rambla de Lébor y La Bastida desde el sudeste.

Panofotografía 180º tomada desde la cumbre de Cabezo Gordo con indicadores toponímicos.

Panofotografía 180º tomada desde la cumbre de Cabezo Gordo con indicadores toponímicos.

La Rambla Salada que perfila el cabezo de La Bastida al este

La Rambla Salada que perfila el cabezo de La Bastida al este

Sobrevolando La Bastida desde un ultraligero

Sobrevolando La Bastida desde un ultraligero

Dos jóvenes muflones del Atlas (arruís) en las laderas de La Bastida

Dos jóvenes muflones del Atlas (arruís) en las laderas de La Bastida

Muflón de Atlas atravesando el camino al yacimiento

Muflón de Atlas atravesando el camino al yacimiento

TAGS: , , , , , , , , , , , ,