Google Translate:
 

Las pistas que dejan los incendios

Una desgracia acontecida hace cuatro mil años nos legó un increíble tesoro que permitirá reconstruir, literalmente, el modo en que los argáricos construyeron sus casas y talleres. Lo que las personas mayores, vecinas de Pliego y que han subido a visitarnos mientras estábamos excavando nos dicen sobre los restos de material constructivo que les enseñamos, es que es lo mismo que recuerdan de cuando eran pequeños y ayudaban a sus padres a reparar las casas. ¿Serán los argáricos los que también marcaron estilo en el modo de construir?

Este apartado está “En construcción”. Enseñaremos trozos de techos y paredes (que llamamos torchis) con las improntas de los materiales perecederos utilizados en su construcción (cañas, troncos y ramajes) que lograron conservarse gracias a los inclementes incendios que padecieron los argáricos. Aquí, qué falta hace decirlo, tenemos un ángulo redondeado. ¿De qué lugar de la casa?, ya lo resolverá la investigación pormenorizada de la habitación donde se encontró.

Este apartado está “En construcción”. Enseñaremos trozos de techos y paredes (que llamamos torchis) con las improntas de los materiales perecederos utilizados en su construcción (cañas, troncos y ramajes) que lograron conservarse gracias a los inclementes incendios que padecieron los argáricos. Aquí, qué falta hace decirlo, tenemos un ángulo redondeado. ¿De qué lugar de la casa?, ya lo resolverá la investigación pormenorizada de la habitación donde se encontró.

Y aquí otro ángulo, más quemado, con ese tono salmón que se le llama rubefactado porque hubo más combustible orgánico a su alrededor que logró quemarlo hasta cambiarle el color a esa tonalidad.

Y aquí otro ángulo, más quemado, con ese tono salmón que se le llama rubefactado porque hubo más combustible orgánico a su alrededor que logró quemarlo hasta cambiarle el color a esa tonalidad.

¿A que se parecen estas improntas? Como os dijimos, este apartado está en construcción, pronto lo sabremos.

¿A que se parecen estas improntas? Como os dijimos, este apartado está en construcción, pronto lo sabremos.

Más improntas, de cañas y ramajes que el fuego logró que no se desintegraran volviendo a ser simple tierra. En algunas de ellas se ven indicios  del mantenimiento por las capas superpuestas de enlucido. Sin duda, es imprescindible disponer de tiempo y dedicación para limpiar en seco, remontar, inventariar y así componer este puzzle constructivo.

Más improntas, de cañas y ramajes que el fuego logró que no se desintegraran volviendo a ser simple tierra. En algunas de ellas se ven indicios  del mantenimiento por las capas superpuestas de enlucido. Sin duda, es imprescindible disponer de tiempo y dedicación para limpiar en seco, remontar, inventariar y así componer este puzzle constructivo.

La Almoloya fue también una revelación en el uso extendido de la cal para el acabado de los inmuebles. La elaboración de la cal requiere un proceso tecnológico sofisticado y hornos que superar los 900º de temperatura. Aquí vemos los restos increíblemente conservados de la jamba de una puerta de H4 con el alma de madera carbonizada y revestida con arcilla y cal que se coció y endureció por el incendio.

La Almoloya fue también una revelación en el uso extendido de la cal para el acabado de los inmuebles. La elaboración de la cal requiere un proceso tecnológico sofisticado y hornos que superar los 900º de temperatura. Aquí vemos los restos increíblemente conservados de la jamba de una puerta de H4 con el alma de madera carbonizada y revestida con arcilla y cal que se coció y endureció por el incendio.

El incendio conservó también la única expresión inequívocamente simbólica en los motivos lunares, triangulares, lineales y figurativos que quedaron “impresos por el fuego” en las pinturas que los argáricos realizaron sobre los estucos. Mucho queda por hacer para descifrar este fascinante enigma que cuestiona el carácter iconoclasta que hasta ahora pensábamos practicaban los argáricos, ya que sus cerámicas se caracterizan por la ausencia total de decoraciones. La curiosidad se centra en este punto… No dudéis que continuará…

El incendio conservó también la única expresión inequívocamente simbólica en los motivos lunares, triangulares, lineales y figurativos que quedaron “impresos por el fuego” en las pinturas que los argáricos realizaron sobre los estucos. Mucho queda por hacer para descifrar este fascinante enigma que cuestiona el carácter iconoclasta que hasta ahora pensábamos practicaban los argáricos, ya que sus cerámicas se caracterizan por la ausencia total de decoraciones. La curiosidad se centra en este punto… No dudéis que continuará…

TAGS: ,